La coraza






LA CORAZA



Por las huellas dejadas sentiría
despertar los sentidos,
ya se traza un cardo, un decumano en su vida,
este amor al pasado,
comprensión de ese mundo,
no fue un triste desvarío de hombre
sino un arte de vida,
una delicadeza del espíritu.
 

Como muros de piedra
que a precipitar desenlace aguardan,
o levantando cercas
a modo de coraza,
treno cantado en ausencia de fe,
que si al revés de la razón se hizo,
totum revolutum,
                                  su misteriosa fórmula.
 


Agosto 2010


Alfredo Rodríguez
DE ORO Y DE FUEGO
ed. Los Papeles del Sitio, Sevilla 2012

Publicar un comentario

  © Blogger template Shush by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP