23 de Abril de 1616






23 DE ABRIL DE 1616

 

Quise morir por Ella,
atajar la deriva,
ya libre de los males de este mundo.
Así se prefiguraba el Destino.
Cruzar los límites entre la vida
y la muerte, temiendo
que obrase al tiempo en mí la Infortunada;
 

mas no consiguió vencer mi virtud,
perdido el corazón, los ojos en la lucha,
las fatigas del cuerpo,
veneno lento en las flechas de Hércules,
 

mi piel comenzó a arder,
la sangre de centauro
guarnecida de bronce,
 

al no hallar nunca cura de mi mal
ya le pude jurar fidelidad eterna.
 


Diciembre 2010



Alfredo Rodríguez
DE ORO Y DE FUEGO
ed. Los Papeles del Sitio, Sevilla 2012

Publicar un comentario

  © Blogger template Shush by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP