Aconitum anthora





ACONITUM ANTHORA
 
Todos los versos, el Verso, el activo
venenoso, altisina la mortal,
relajante jarir
que por dentro me quema,
lo que de juventud
aún queda en mi sangre,
la entrada en cautiverio.

Lo único que tengo,
qué más puedo pedir,
la única esperanza de explicarme,
sit
      tibi
             terra
                        levis –decían los Antiguos–

y que la vida valga sólo por el Placer,
sea fuego en el fuego.


21. vii. 2011

Alfredo Rodríguez
DE ORO Y DE FUEGO
ed. Los Papeles del Sitio, Sevilla 2012

Publicar un comentario

  © Blogger template Shush by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP