Poética de Alfredo Rodríguez

 


POÉTICA


Uno escribe poesía como aquellos jóvenes lacedemonios iban prestos a la batalla. Carne joven sacrificada. Al despedirse de sus madres antes de partir se juramentaban: volverían victoriosos portando su escudo o si no, volverían yacientes aupados sobre esos mismos escudos a modo de camillas, por haber muerto heroicamente en combate. Mas nunca desertar. Porque uno escribe así, como un náufrago que ha de sobrevivir a su tiempo, aquél que le tocó vivir. Aceptar lo escrito y aceptarse como poeta. Nunca esconderse. Con ese convencimiento uno escribe. Con esa entrega que quiere ser total y absoluta. O todo, y la victoria si llega y sus laureles, o nada. Humo, polvo, sombra y nada, que decía en aquel viejo verso Góngora.


Alfredo Rodríguez
Nueva poesía en el viejo Reyno
ed. Hiperión, 2012 

Publicar un comentario

  © Blogger template Shush by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP