Andrómeda encadenada de Fátima Frutos


 

     La poeta donostiarra afincada en Navarra Fátima Frutos ha sido reconocida con el XL Premio Internacional de Poesía Kutxa Ciudad de Irun, dotado con 15.000 euros, por el poemario Andrómeda Encadenada, que ha resultado premiado entre más de 300 de todo el mundo.
     En esta obra, Frutos, que compagina su faceta de escritora con el trabajo de técnica de Igualdad en el Ayuntamiento de Villava, rinde homenaje a la mujer, en concreto "a la soledad de las mujeres creadoras", y también a la cultura germánica, que está muy presente a lo largo del poemario. 
     Éste, dividido en 3 partes, es el resultado de dos intensos años de trabajo, "no sólo de versificación sino también de documentación", contaba ayer Fátima Frutos tras conocer la noticia del premio, que acoge "con inmensa alegría, porque viene de mi tierra y porque es uno de los premios más prestigiosos a nivel estatal". En la 1ª parte de Andrómeda Encadenada la autora se busca a sí misma en la vida de otras mujeres, reales y de ficción. "Mujeres que habiendo hecho cosas importantes por la humanidad, han sido olvidadas, como la pintora Artemisia Gentileschi, discípula de Caravaggio que sufrió violencia de género, o pacifistas como Berta Von Suttner". La 2ª parte es poesía erótica, "mi buque insignia", reconoce la autora, quien matiza que su poesía erótica es "elegante y lleva al empoderamiento de las mujeres". En este caso, se trata de poesía erótica con guiños curiosos al mundo de la ciencia. La 3ª parte es un homenaje a grandes poetas y filósofos alemanes como Holderlin, Novalis, Goethe o Carl Friedrich von Weizsäcker, a los que se ha acercado últimamente Frutos, quien considera que "la lírica alemana es la más potente para adentrarse en el alma humana". La obra culmina con un poema de más de 100 versos en el que la autora recorre los diez hechos de la humanidad a su juicio más importantes de todos los tiempos.  
     Andrómeda Encadenada se editará tras la entrega de los Premios Ciudad de Irun, que será a final de mayo. "Espero que el poemario, dado su contenido, se traduzca al alemán, eso sería para mí un noble honor", comenta Fátima Frutos.

P. Echeverría/Efe - 
Diario de Noticias
27 de Febrero de 2011


 ***


Declaración  póstuma  de  Henriette  Vogel
al  Príncipe  del  Infinito
 o  La  Estética  del  Dolor

Nun, o Unsterblichkeit, bist du ganzmein.[1]
Heinrich Wilhelm von Kleist

Cada vez que un atardecer cenital
nos dicta que es inútil toda esperanza
y de la frente vuestra vena atrapa el vacío,
volvéis a profesar la implacable sentencia.

Cada vez que el orden inexplicable del mundo
doblega la espléndida rebeldía de la inmortalidad
y de vuestro pecho un dios nace despedazado,
volvéis a prescindir del pletórico numen.

Si acaso en las benditas regiones del sosiego
honrado existir pudierais y el lago de nuestras nupcias
testificara sobre el lacerante pathos que nos fue dado;
tal vez entonces, supiera percibiros henchida de estruendo,
amaros como Pentesilea al Príncipe del Infinito;
aprestándome a que la parte incurable de la Naturaleza
de mí se apoderase, y encarnada en devastadora fuerza,
en amazona, presa ante la desmesura, os devorase la entraña
prendida en el Tánatos, desgarrándola del caos eruptivo.
Tal vez entonces, esta muerte fuera la última gran tragedia.

inédito de ANDRÓMEDA ENCANDENADA, 
FÁTIMA FRUTOS


[1]  Ahora, ¡oh inmortalidad!, eres toda mía.

Read more...

'enfermo' de Venezia

     
     Antes de estar por primera vez en Venecia, ya hemos estado tantas veces en ella, que creemos sabérnosla de memoria. Y es exactamente como nos la imaginábamos, como nos contaron Proust, Morand, Henry James o tantos amigos deslumbrados. Sorprende menos el primer día que los días siguientes. Cuanto más la paseamos, menos la conocemos. Todo lo que se nos ocurre decir sobre ella, ya lo han dicho otros. Pero siempre nos parece que algo, lo más importante, queda por decir.

     Si no te has perdido en Venecia, es que no eres de Venecia, afirma un dicho véneto. Ciudad-mundo hecha para encerrar un mundo, para pasarse la vida recorriéndola y no acabar de recorrerla nunca.
     Yo también me perdí una noche en Venecia, y sólo entonces supe, cuando comenzaba a angustiarme, que la ciudad me adoptaba, que me convertía en uno de los suyos, que me condenaba a no salir jamás de ella.

José Luis García Martín
Café Arcadia
ed. DVD, 2003


Alfredo Rodríguez, Venezia 2005

Read more...

Oda al limón



ODA AL LIMÓN


De aquellos azahares
desatados
por la luz de la luna,
de aquel
olor de amor
exasperado,
hundido en la fragancia,
salió
del limonero el amarillo,
desde su planetario
bajaron a la tierra los limones.

Tierna mercadería!

Se llenaron las costas,
los mercados,
de luz, de oro
silvestre,
y abrimos
dos mitades
de milagro,
ácido congelado
que corría
desde los hemisferios
de una estrella,
y el licor más profundo
de la naturaleza,
intransferible, vivo,
irreductible,
nació de la frescura
del limón,
de su casa fragante,
de su ácida, secreta simetría.
En el limón cortaron
los cuchillos
una pequeña
catedral,
el ábside escondido
abrió a la luz los ácidos vitrales
y en gotas
resbalaron los topacios,
los altares,
la fresca arquitectura.

Así, cuando tu mano

empuña el hemisferio
del cortado
limón sobre tu plato,
un universo de oro
derramaste,
una
copa amarilla
con milagros,
uno de los pezones olorosos
del pecho de la tierra,
el rayo de la luz que se hizo fruta,
el fuego diminuto de un planeta.


Pablo Neruda (1956)
De "Odas Elementales" a "Memorial de Isla Negra" 1954-1964
Obras Completas II
RBA - Instituto Cervantes. Barcelona, 2005

Read more...

Epifanía de la basura



     En tres de sus entradas (pero todas están en el mismo campo semántico) el diccionario de la RAE define así el término “basura”: “Cosa que ensucia”. “Residuos desechados y otros desperdicios” o “Cosa repugnante o despreciable.” Y acepta como coloquialismo que se usa el término como aposición para “indicar que lo designado por el sustantivo al que se pospone es de muy baja calidad.”. Así hace años que oímos hablar a los sindicatos, por ejemplo, de “contratos basura”, para referirse a un contrato laboral abusivo, malo o precario. Se habla (muchísimo) de la “comida basura” -hamburguesas baratas, productos llenos de grasas animales, saturados de colesterol- que muy frecuentemente consumen niños y adolescentes. Pero la basura se sigue expandiendo: “Televisión basura” es la que llena algunas cadenas del mal llamado “mundo del corazón”, donde (por dinero) se investiga la vida privada de personas de ningún relieve y se entra en tertulias vocingleras y horteras, donde interesadas e interesados en tan importantes temas se ponen como pingos o verduleras de antaño, para gozo de una audiencia corta o chata. Eso ha generado que se hable ya de “fama basura”, donde se produce el mayor contrasentido. Clásicamente la fama fue la “tercera vida”, entendiendo que una era la vida en la tierra que nos es común, otra (para los creyentes) la vida en el más allá y una tercera esa “vida de la fama” que Jorge Manrique evoca a la muerte de su padre el condestable don Rodrigo. La Fama (a menudo con mayúscula) era la vida que el honor y la altura de sus obras o hechos procuraría a una serie de elegidos. Virgilio era famoso, Dante era famoso, Alejandro también lo era y se pensaba emular tales ejemplos. Cierto que la democratización de la vida y del arte y el arriesgado y terrible tema de la masificación en el que no entraré (el hombre deja de ser individuo para volverse “masa” y enajenar su yo) hicieron que la célebre y antigua sentencia de Andy Warhol, vieja ya pues se dijo en los primeros años 70 del siglo pasado, fuera aplaudida tanto por ocurrente como por visionaria: “En el futuro todo el mundo tendrá quince minutos de fama.” Por supuesto lo que Don Quijote o Cervantes entendieron por “fama” nada tiene que ver con la plebeyizada fama de Warhol, cuyas últimas consecuencias (murió en 1987) él no ha llegado a ver.  Puede haber (y la hay) una fama barata y efímera basada en el mundo del espectáculo o de los “mass media”, siempre en función de alguien que hace algo singular, aunque sea malo. La fama baratillo de cantantes o modelos sin demasiada consistencia o rigor. Nos acercamos pero no llegamos a la “fama basura”, que es la que detentan (y en muy alto grado) personas que nada de mérito han hecho sino exhibir su vulgaridad entre el aplauso general mediocre.

     Una piensa, en buena lógica, que una sociedad como la nuestra que ha perdido el miedo y el asco al concepto “basura” hasta el extremo de divertirse y gozarse con él, no puede ser -mayoritariamente- sino una “sociedad basura”, una sociedad en que los emblemas de la excelencia no sólo se han perdido sino que han sido sustituidos por sus contrarios, una sociedad de la bajura y la falta de calidad, de gusto y de formación cívica e intelectual. ¡Qué manjar para los políticos mediocres! ¿Qué no podrán hacer y proponer a una sociedad intelectualmente desarmada y que ha acogido con perturbadora naturalidad en su seno “basurero” y “basuras”? Nos dicen (muy demagogos) que el pueblo es sabio. Pero ya no hay “pueblo” sino “clase media baja” y en su mayor parte de sabia tiene muy poco. Atrevámonos a decirlo: en este momento una amplia parte de la sociedad, gregarizada y masificada es tonta, sandia. Y por eso se deleita en la “basura” que produce y consume. Nunca tan cierto como hoy el viejo adagio que declaraba: “Los sandios hacen los banquetes a los sabios”, porque en efecto ahora nos domina la vulgaridad, la absoluta bajada de todo listón de altura, y la “basura” como identidad, consecuentemente. Recuerdo unos versillos de Antonio Machado, que sin duda no daría crédito a lo que vemos hoy: “¡Que dificil es/ cuando todo baja, / no bajar también!” Apliquémonoslos, sin excepciones. No hemos sabido ilustrar a la democracia y esta (con el ensalmo de los antidemocráticos poderes económicos mundiales) es hoy una democracia de ignorantes, de la que no pueden salvarse los políticos de todo signo que la viven sin asombrarse ni reaccionar ante el general dominio de tanta basura.

     ¿Es normal vivir como si tal en una “sociedad basura”? ¿Se puede no intentar un cambio de rumbo fuerte e inmediato de subida de listones  y prestigio de la excelencia, más que desprestigiada, ignorada ahora? ¿O nos valdrá en nuestra memez proyanqui decirnos que en este estado de cosas los EEUU fueron pioneros? Vivimos al borde de otro abismo (además del deterioro ecológico) y nos reímos de que los “finos” sean los mindundis de la nada esnob y los “horteras” la mayoría masificada, ignorando que unos y otros (y los espectadores que ríen) son todos basura. Erasmo en su “Elogio de la sandez” se quedó muy corto.

Epifanía de la basura 
LUIS ANTONIO DE VILLENA
5 de Noviembre de 2010
El Mundo

Read more...

La vida misma de José Luis García Martín



Todo lo que tenía que decir ya lo he dicho, lo he repetido, he tratado de disfrazarlo de novedad. Pero ya no engaño a nadie, ni siquiera a la persona más crédula de todas: yo mismo.



El haiku... es el soneto de los haraganes. No cuesta nada jugar al 5-7-5, hasta un niño puede hacerlo. Pero precisamente porque todo el mundo puede intentarlo a veces salta la chispa, surge el prodigio. Nunca demasiado espectacular.



Tener enemigos es inevitable. Basta hacer algo para que alguien se moleste. Yo creo que la importancia de un escritor (...) se mide por la cantidad y la calidad de sus rivales.



...esos poetillas rencorosos... Ni siquiera se dan cuenta de que su odio no es más que una forma de homenaje...



...cada vez tengo menos cosas que ocultar, cada día que pasa mi insignificancia se vuelve más transparente. Me preocupa quedarme sin secretos inconfesables. ¿De qué voy a escribir cuando ya no tenga ninguno?



Estoy aprendiendo a mentir educadamente, a pensármelo mucho antes de decir lo que pienso, a ser como todo el mundo que pretenda ser algo en la vida. Pero qué difícil me resulta...
Está visto que no tengo enmienda. 



Los escritores que omiten todo lo que el lector inteligente puede poner por sí mismo suelen carecer de lectores...
El necio busca siempre ocasión de enseñar; el sabio, de aprender.
El escritor es como la bruja de Blancanieves. En todo momento le pide al espejito mágico que reafirme su única certeza -que no hay en el mundo otro escritor más valioso que él- (Jordi Costa)



Toda fama es un malentendido.
Sí, la fama, pequeña o grande, no es más que un malentendido.



Cansado de oír siempre la misma cantinela -se escribe demasiado, se publica demasiado-, sin que nadie se decida a dar ejemplo y limitar su producción...



Los amigos son los que primero dejan de leerle a uno.



No fue capaz de escribir lo que había vivido; mejor eso que lo contrario: no ser capaz de vivir, salvo en el negro y blanco de la escritura.



Yo siempre he tratado de ser distinto, distante, imperturbable, pero a nadie le afectan más que a mí las emociones ajenas.


...la vida acepta mejor lo inverosimil que la ficción.
También la verdad se inventa.



...yo no soy capaz de escribir sino lo que voy a publicar. Otra cosa me parecería como cocinar platos que no se va a comer nadie.


Nada envenena el mundo como la resentida vanidad. Nada más triste que un poeta cincuentón, que tuvo su hora, o creyó tenerla, y al que ahora cada vez se le hace menos caso...
La vanidad, cuando uno tiene veinte años, es un gracioso animal de compañía, una benigna enfermedad profesional. Luego se convierte en alimaña que ensucia la casa y que, en cuanto uno se descuida, nos roe las entrañas hasta dejarnos convertidos en un fantoche.




Bien poco vales si ni siquiera tienes enemigos.




Si alguna vez escribiera unas memorias, no contaría lo que mi vida fue, sino lo que me gustaría que hubiera sido.




Nada me divierte más que inventar una frase, atribuírsela a un escritor conocido y echarla a rodar por el mundo. Cada vez que la veo luego citada por ahí, me apunto un tanto.




...no son las antologías las que salvan a los poetas jóvenes... sino la trayectoria de esos poetas la que hace que se recuerde a determinadas antologías...




Nos fastidia el éxito ajeno, sobre todo si es de un amigo, pero lo perdonamos fácilmente si es de alguien a quien no reconocemos demasiado talento.
Sólo nos fastidia de verdad quien no tenemos más remedio que reconocer como superior. Salvo que esté muerto, claro.


...muchos poemas y... poca poesía.


Hay cosas más importantes que saber escribir para ser escritor de éxito, aunque por supuesto también ayuda. Por ejemplo, saber adular.


Cada vez me aferro más neuróticamente a la rutina. No soporta ninguna desviación, ninguna variación del plan de cada día...
Tengo la impresión de que si me desvío un milímetro el mundo se vendrá abajo.




No sería tan racionalista si no supiera que la razón tiene sus límites.




El  hipocondríaco, en cuanto oye hablar de una enfermedad, descubre en sí mismo sus síntomas. A mí me pasa lo mismo en cuanto leo una biografía. Siempre encuentro que, hable de quien hable, habla de mí.




...qué fatigoso es el triunfo: llamar, adular, insistir. Quizá por eso yo cada vez me quejo menos del mínimo éxito que tengo. Cuesta tanto cada reseña, cuesta tanto arrastrar amigos y vecinos a las presentaciones... Qué cómodo no estar en el mercado, poder despreocuparse de que a uno le hagan poco o mucho caso.




Los amigos se gastan, como la ropa que nos ponemos con demasiada frecuencia...
Pero yo no acabo de acostumbrarme a ello.




Ya no eres como antes, ya no te metes con nadie, ya no eres un crítico agresivo, me dicen. Y es cierto que muchas cosas que antes me importaban ahora cada vez me importan menos. ¡Con cuántas tonterías ha perdido uno el tiempo y la paciencia!




Uniendo la línea de puntos de unos pocos datos reales construimos un personaje imaginario. Por eso todo el mundo, si lo tratamos el tiempo suficiente, acaba defraudándonos. Por eso, si nos trata el tiempo adecuado, acabamos defraudando a todo el mundo.




Cuanto más me gusta la poesía, menos me interesan la mayoría de los libros de poemas.
Por respeto a la poesía quizá deberían de desaparecer los premios de poesía. Y la mayoría de los poetas dedicarse a otra cosa.




...hay demasiados poetas... se publican demasiados libros de versos... los muchos premios son el camino más directo hacia el olvido...




¡Qué aburrida la gente que nunca habla mal de nadie! Y qué hipócrita. (Si tampoco piensa mal de nadie, entonces es que es simplemente tonta).




Me gustaría algún día hacer un elogio del egoísmo, de la inconsciencia, de todo lo que nos permite, aunque sea por unos instantes, olvidarnos de los demás y ser felices.




...lo útil que puede ser el victimismo -y la adulación a quien corresponda- como ganzúa para abrir todas las puertas.




...odiar a alguien por motivos literarios... La verdad es que hace falta ser muy infantil (en el mal sentido de la palabra) para meter en nuestro corazón, para no poder olvidar, a quien ha escrito, en un remoto suplemento, que quizá no somos tan buenos poetas como a nosotros mismos nos consideramos...
...los hay muy sensibles a los rasguños en la vanidad. Y a mí nada me divierte más que tocarle las narices al poetastro pomposo de hipertrofiado ego y minúsculo cerebro. Algunos no me lo perdonan nunca. Comprendo el enfado momentáneo, pero un odio perpetuo me parece demasiado honor.

JOSÉ LUIS GARCÍA MARTÍN
LA VIDA MISMA
[Diarios 2006-2007]
ed. Universos, 2007


Read more...

Luna y ciencia nocturna de Santos Domínguez

     
     Con una preciosa cita de Enis Batur, "La poesía es luna y ciencia nocturna", se abre el último poemario de Santos Domínguez. Siempre digo yo que es exquisito y elegante el gusto de este gran poeta -y amigo-. Se deleita en el detalle como un esteta refinado para la creación poética. Con un lirimo pleno, desbordado, exquisito gusto, sí señor, para las cosas del espíritu y de la poesía. Santos Domínguez, el poeta cacereño, que "ve" pájaros dorados y pájaros azules. Lirismo extremo. Nos da la poesía, nos ofrece su vida "en la hora del sosiego de los pájaros".


...los pájaros.
Son la mano que escribe sobre el tiempo del sueño
las armonías secretas...



Arde en su vuelo el pájaro.
No se quema en el aire. 
Es sólo de palabras la llama que lo eleva.


...en los colores lentos del olvido,
al final de la tarde
Fue un lugar para el fuego,
fue el eco de las ánforas...




Con un virtuosismo romántico que se percibe a través de los sentidos, esta poesía de las sensaciones, los colores, presagio inequívoco de la altura de vuelo de quien experimenta la escritura de estos versos.
Va colocando además citas literarias magistralmente Santos en todos los poemas del libro, como queriéndonos mostrar a los lectores su noble taller de trabajo, escenario cotidiano de su vivir, envés de la moneda de su mundo.



Y tú, que nunca vuelves, 
has vuelto a la memoria venenosa


Este libro blanco de los pájaros. De todos los pájaros del mundo, en su apelación más profunda a las emociones.




Signos en movimiento, savia que habita el aire

...del pájaro lucífugo al alba de la alondra.
Donde flota la luz y borra los recuerdos.



Una insondable música, instintiva y secreta,
llegada de otro mundo, guía su vuelo callado.


Santos Domíguez educa su mirada -y por ende la nuestra- en la naturaleza secreta de las cosas de este mundo. La vida emocional plena, en un periodo del mundo como éste en que la emoción está casi muerta. 
Juega con las palabras, ama el lenguaje que le ha sido dado y conoce a la perfección. Se deja querer por él. La experimentación poético-musical. La poesía culta.



desde el hondo silencio,
la monodia solemne,
la despojada nitidez del mundo...



...notas de cristal transparente
que un día dictó un ángel
la sosegada lentitud del mundo,
el giro de los astros...



...irrumpe la vida en la tregua del pájaro,
en la flauta delgada del desvanecimiento.



Voz líquida del pájaro, canto que se confunde
con el agua que corre oculta en el arroyo.
Todo lo que se escucha ya es cristal transparente,
presencia azul del tiempo






El irracionalismo en los versos de Santos Domínguez no es un irracionalismo gratuito ni falso. Antes al contrario, arroja luz sobre nosotros, se abre paso a galope en nuestro corazón en silencio. Con intención de verosimilitud.



ni el oído comprende más allá del silencio
la involuntaria pulsación del miedo



...pájaros oscuros
...ceniza de asteroides
en la órbita callada, incansable, del mundo.



traen los días sus preguntas
en los leves umbrales de la primera luz.



en los itinerarios secretos de los pájaros...






VÍSPERA DEL PÁJARO



Esta luz de la tarde, marítima y naranja,
vibra en el ojo y deja salitre en las pupilas,
en el lugar exacto donde vuelca la sangre
su insistente ceguera de penumbras.
Desde el mar la blancura sesgada de los pájaros
vuelve al lugar del sueño, al refugio escondido
en la simiente oscura de la noche.
La quietud de la hora se desliza en silencio
como un río hacia la sombra
por el sigilo lento de la tarde.
Es el mismo lugar donde vivieron
la víspera del nombre y el fulgor de la espiga.
Y la vida miraba hacia delante
y no era de ceniza su memoria, su materia de olvido.
Laten bajo la nieve unánime del tiempo
los frutos despoblados de un corazón en calma
y el pormenor de arena que te hiere la frente
con pájaros dormidos.
Levadura de espejos, manual de raíces,
inventario de esporas o saldo de pavesas.
Y hay días indigentes
como un amanecer de invierno en las estepas.
Pétalos o campanas
o el dolor con espinas sucesivas
en las llamas azules de las noches del hielo.
Pájaro equinoccial, víspera azul del canto.
Todo es llama sin canto,
respiración frutal de la mirada,
expectación de pájaros ocultos.
Allí tú oyes la luz,
que canta, aún no nacida,
en la intuición de vuelo del pájaro en el alba.
A otra vida más alta cantará cuando cante
la luz en la semilla o el fruto del invierno
que poco a poco nos convierte en nieve.



Infinito caleidoscopio de imágenes que el poeta reclama para sí, rizando el rizo de la elegancia. Nos ofrece la materia y la semilla.



Comparten el silencio
la garganta de arena y el presagio del hielo...



...la caligrafía secreta de su vuelo



donde bate sus alas el pájaro del sueño.
Siento el vacío sideral del mundo,
el vértigo del tiempo...



escribo a tientas: voy
como un pájaro en vuelo
que ignora los caminos de la tarde


versos extraídos del poemario
LUNA Y CIENCIA NOCTURNA
de SANTOS DOMÍNGUEZ
Premio Alegria 2010
ed. Icaria
Santos Domínguez, poeta

Read more...

  © Blogger template Shush by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP