En la isla de Esciros





EN LA ISLA DE ESCIROS



Si persigo con voluntad profunda
a Ésta que nunca me tilda de ingrato
de mi fama depredadora huyo,
no tengo otro horizonte que el combate,
de las parias pagadas no respondo
—ni al pago de los diezmos—,
marcho con Ella feliz al destierro,
y es, a un tiempo, mi adorno y atavío;

se convierte en mi presa codiciada,
mi bautismo del fuego y del espíritu,
consciente del quebranto
no reconozco amigos ni aliados;

como quien no necesita escribir
ningún texto sagrado
ya que en su Memoria está escrito todo,
en Ella debo entrar a sangre y fuego
y me toca cumplir ese destino 

Publicar un comentario

  © Blogger template Shush by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP