Semblanza de Lawrence Olivier a las puertas de la muerte





SEMBLANZA DE LAWRENCE OLIVIER
A LAS PUERTAS DE LA MUERTE
(Brideshead revisited)
 
 

Cuando sólo quedaban ya ruinas abandonadas
y nadie recordaba apenas su antiguo nombre,
los días de prosperidad velaban por nosotros,
soplo que encendía el fuego cuando la tierra baldía
daba sus frutos, ciegos extendíamos las alas
para volar, y maldecíamos la muerte y a sus huestes.

Cómo ardía entonces mi corazón,
vigía de las naves.
 
En esta alta cama en que ahora yazgo postrado, 
como un paso intermedio entre dos mundos 
soliviantar los ánimos y hablaros, mis bravos 
compañeros, deseo. 

Me he cuidado. No busqué nunca la verdad absoluta.
He abrigado en mi corazón deseos de hombre.
De los fríos vientos durante las marchas temerarias
y de la mar misteriosa en tempestad me protegí.
La fruta clara del tiempo he comido y el mejor vino
de Sicilia saboreé servido en copas de plata.
Hay un pensamiento que crece en mi mente:
Mañana estaré mejor.

Y he dormido en mil sábanas de seda. Y he vivido mucho,
mucho más de lo que llegarais a creer; como gozar
de un anticipo del paraíso, con la misma alegría inocente.
Así he sido heroico soldado, exquisito cortesano,
ávido lector y refinado poeta. He visto cielos de aguamarina
más allá de la Dalmacia. Como un dios antiguo 
he comprendido el sentido del mundo. 
 
Cuando llegue otra vez el verano a Brideshead
me sentaré al aire libre a respirar, la verdad de los libros 
será mi cobijo, aquellos versos que velan por mí
sintiendo bullir la sangre, fuego a la vida su extraño brillo,
propicio a la prudente meditación. Y el verdadero lujo, 
oro bebible el Tiempo, el que veré irse 
al conversar con viejos amigos. 
Cuando el viento venga aullando por el valle
y en la obscura noche me llame por mi nombre, 
cuando un hombre pueda ir dichoso a su encuentro 
sólo con palabras nobles. 
 
Cómo arderá entonces mi corazón,
volviendo a aplicarse sin fatiga a las tareas del arte. 
Alquimia del saber, mágico elixir, la riqueza más increíble 
se desplegará ante mis ojos.
 

Publicar un comentario

  © Blogger template Shush by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP