Mysterium fascinans

 
 
 
MYSTERIUM FASCINANS
 
A mi maestro Antonio Colinas,
por aquella lectura de SEPULCRO EN TARQUINIA
que me hizo tan feliz.

Todo lo misterioso,
todo lo obscuro y los detalles de su intriga,
todo lo que desconocemos y que está dentro
de nosotros, revelación de un misterio inexplicable,
ofrenda de la sangre, fascinante faro
que en la noche del ser nos ilumina.
 

Dichosos aquellos a quienes nos permites ver
lo que los demás no ven, aun a riesgo de dejar
favor y crédito mermados, que nos haces
ser y estar de esta manera en el mundo.
A qué negar que seas un don
y a la vez una condena; porque me hagas ir
estragado, más allá del conocimiento
y chocar contra el mundo y su desorden miserable,
cuando escucho, clandestina en mi interior,
tu voz.
 

Oh mi amada, te seguiré en la noche obscura
y gozaré de ti. A qué negarlo, me sigues siendo
tan necesaria, y debes permanecer ahí, consubstancial
a mi vida, de su fuego sagrado guardiana.
Pues no concebiré el mundo sin ti —sumergiendo
alegrías y vanidades—, a grandes tragos libaré tu veneno,
mi vieja amada, mi dulce muerte, hablaré con palabras
que no sean de nuestro tiempo, no dialogaré
con la dura realidad elemental.
 

Que sea tu canto de indecible emoción
concebido, mensaje de todas las épocas,
a contracorriente, en otro estrato uncido,
en otro plano, delirio que nunca ceda
y un uso pródigo de tu Fortuna.
Que sea tu palabra al correr del tiempo
nueva y diferente, palabra luminosa.


Publicar un comentario

  © Blogger template Shush by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP