Fêtes venitiennes

 
 
FÊTES VENITIENNES
(Oh, Stravagantissima)
 
«Y admiró tanto a los dioses como a los mortales
la vista del hermoso artificio,
contra el que nada podrían los hombres».

HESÍODO


En manos haberme hallado
del designio original de los dioses.
Que nunca en vano fuera desear.
Y haber estado con ustedes, mujeres,
y ya de regreso unas horas
en la isla de Venus, como cada amanecer
poniendo fin al mundo.
 

Dónde hallar paladar más fino
capaz de degustar los sabores más delicados,
la prohibición de amar comprendiendo
o dando cuenta de ella día por día.
Y vuestra antigua alegoría poder adivinar,
embebecido en su arrobamiento,
exquisito, casi místico.
 

Mujeres de agitadas sinuosidades,
porque ningún hombre os tuvo
a todas en una. Que vuestro elegante desdén
se escuche, desde la Antigüedad,
en las cuatro partes del mundo.
Extraña regeneración de la tierra
o su desollada conjura sea,
como a quien un día va a buscar la muerte
en blanco ropaje envuelta.
 

Ah, pasajera tormentosa,
su altivo destierro dondequiera,
que vierta sobre mí, alma profana,
la recompensa de la Civilización.

Publicar un comentario

  © Blogger template Shush by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP