Borrador de un poema inacabado




Un poeta real, un poeta de carne y hueso, de vísceras y sangre, de cuerpo entero enrabietado por una tensión interna, José Luis Piquero, el poeta del Norte afincado  y feliz en el Sur. Sus versos son frontera irrecuperable. Saber describir la vida con sobria intensidad.
Aquí un poema de su último poemario, EL FIN DE SEMANA PERDIDO, publicado por DVD ediciones.


BORRADOR DE UN POEMA INACABADO


Pues trata de él y ella,
en la buhardilla como dos secretos, 
y cuenta los secretos.
Cómo él hunde la boca entre las piernas de ella
y ella aferra su sexo igual que el último
clavo ardiendo del mundo, y ambos se están bebiendo
con una sed que desconoce el agua.
Y así durante horas,
en una asordinada pelea de animales: brutalmente.
Cuando follan así
Dios debe sonreírse con orgullo.
Luego él baja despacio la escalera.
Sale al jardín. Lleva en el cuerpo todos los olores de ella.

Pongamos que es un tipo
que gusta confundirse con los símbolos. Siente
que la trae consigo, como su propio olor.
Es una vela desplegada, nadie.

Pero ella sigue arriba. Se ha dormido,
mojada como un pez, con la simpleza
de cuanto no precisa explicación:
desnuda, es la verdad redonda, incontestable.

Es ahí en realidad donde empieza el poema:
en el cuerpo desnudo de ella que él ha dejado hace sólo un momento

Y ese era el secreto: la franqueza
de un cuerpo cuyo único atributo son sus jugos y olores
y su belleza una prueba obstinada
de algo que no entendemos
pero hace sonreír al mismo Dios.
También los animales se ignoran a sí mismos
y oscila el mar de un continente a otro, eternamente.

La tarde va acabando, y el poema.
Él siente frío y sube a despertarla. En la buhardilla
hay un secreto que no está en los libros.

Gira, abrumado, el pomo de la puerta.
A media luz, él espía el secreto.

JOSÉ LUIS PIQUERO
EL FIN DE SEMANA PERDIDO
ed. DVD, 2009

 
José Luis Piquero, Mieres, Asturies, 1967

Publicar un comentario

  © Blogger template Shush by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP