muerte de un Poeta verdadero

_________________________________________________________________________

El señor don  

 

Miguel Ángel Velasco

 

Falleció en Illes Balears el 1 de Octubre de 2010
Miguel Ángel Velasco, gran poeta metafísico de Mallorca, falleció de forma repentina, a los 47 años de edad, en su domicilio.

D. E. P.
_____________________________________________________________________________________


     
 
     Ayer fue un día aciago, amigos, un día que no tenía que haber existido, para todos los que amamos de verdad la Poesía. A medio día recogí un mensaje nefasto en mi movil, que tenía apagado mientras hacía algo de deporte, un sms terrorífico que decía así: "Ha muerto Velasco. Llámame". Era mi amigo Javier Asiáin, mi compañero de fatigas poéticas, el que me lo comunicaba.

     Historia que quiera hacer honor a su nombre debería hablar de Miguel Ángel Velasco (Miguel para los amigos, o Miguel Ángel Pons Pereda-Velasco, su verdadero nombre al completo como figuraba en sus mails) como un poeta en estado puro, un poeta verdadero (no un farsante), con sus costumbres y su sustrato mitológico,  sofisticado orfebre de la mejor Poesía, un hombre que era capaz de encerrarse durante año y medio en una habitación, aislándose del desorden del mundo, con el único y exclusivo cometido de entregarse a la creación poética. Que era su vida. La forma de vida más hermosa y honorable que pueda llevar a cabo un hombre. Así confeccionó por ejemplo ÁNIMA DE CAÑÓN, su último poemario, que es uno de los mejores libros de poesía que se hayan publicado jamás en este país.

     Estuve a punto, a puntísimo, pero no tuve oportunidad al final de conocerle en persona como quería, por un motivo u otro -ahora lo lamento profundamente-; aunque mantuve contacto electrónico y postal con él desde Enero de 2008 y hasta hace apenas unos quince días. Todo empezó con esta misiva que le envié -mis humildes señales de vida- y que reproduzco con todo mi cariño y mi respeto a continuación,


Salud, Miguel, 
donde quiera que ahora estés...


***




10 de Enero de 2008

Hola Miguel Ángel, ¿qué tal?

Me presento: soy Alfredo Rodríguez y te escribo desde Pamplona. Mantengo contacto con Vicente Gallego desde hace tiempo y es él quien tan amablemente me ha facilitado tu e-mail. Soy gran lector de poesía y aunque también hago mis pinitos, soy, sobre todo, eso, lector y amante de la poesía.

Gran aficionado también a la poesía de Vicente, leyendo una entrevista suya te citaba a ti y citaba tu libro LA MIEL SALVAJE. Lo adquirí y quedé muy gratamente sorprendido con tu poesía brutal y desmedida -como a mí me gusta que sea la poesía. Me quedo con poemas como LA ROSA SECRETA, OLLA PODRIDA, RESINA, FRACTAL, MANDALA o X, pero sobre todo AMMONITES dejó tu huella en mí, hasta el punto de replantearme toda mi poesía. Ya sabes, lo de romper o quemar todo lo escrito hasta ahora y empezar desde cero otra vez, felizmente influenciado por ti.

Pero lo mejor aún estaba por venir. Y lo mejor fue descubrir FUEGO DE RUEDA. Este libro me ha hecho replanteármelo todo. Me he llenado con su riqueza sobreabundante y excesiva. Me ha producido mucho placer su lectura (que es lo que debe producir la buena poesía en el lector: placer. Ni más ni menos). Creo sinceramente que es un libro redondo: sin desperdicio de principio a fin. El comienzo es tremendo y arrollador, con poemas desbordantes como CATEDRAL, ESVÁSTICA, LA DANZA DE LA MUERTE, AL AMOR DE LA LUMBRE u HOJA LABRADA. Después EL ESPÍRITU DEL VINO y LIRIO NEGRO preparan muy buen el camino para la llegada de un inmenso poema: CLÍMAX. Poema que justifica un libro y una obra. Ya hacia el final del libro me quedo con XILÓPALO y FARO, con esos versos demoniacos que hago míos para siempre:  
...soy el veneno  
que cura de la vida, un opio 
de bruma que te acuna cuando bogas... 
Para morirse y deleitarse con ello, amigo.

Pues nada, sólo quería saludarte y decirte que aquí, en la Vieja Iruña, tienes un lector al que has "tocado" profundamente y al que has trastocado sus planes poéticos.

Un cordial saludo, Feliz Año y estamos en contacto.

Alfredo.

Pd: Me ha dicho Vicente que muy de vez en cuando miras el correo, pero que al final lo acabas mirando. Espero que sea pronto...




 Miguel Ángel Velasco (1963-2010) 
el poeta en estado puro, y su barricada vital

Publicar un comentario

  © Blogger template Shush by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP