el boomerang de Azúa (III)


Que alguien me consiga por dios el correo electrónico de Félix de Azúa. Necesito decirle tantas cosas..., que no sabría ni por dónde empezar. Todo lo que me ha hecho sentir, meditar, reflexionar, reír, disfrutar leyendo su magnífico Blog en el Boomerang. El placer para la inteligencia que supone entregarse ahí. Qué feliz combinación...

Mira que a mí no suele resistírseme nadie en ese sentido. Que cuando me propongo contactar con una persona cuya inteligencia me seduce -porque la considero muy superior a la  mía- ya se me puede poner delante un muro que llego hasta ella como sea, aunque tenga que revolver Roma con Santiago. Vaya que sí. Pero este hombre se me resiste, no encuentro a nadie que pueda facilitarme su e-mail. Así que, queridos amigos, a ver si algún alma caritativa se apiada de mí, lee este mensaje desesperado y puede facilitarme esa dirección electrónica. Prometo discreción. No busco medrar, ni busco ninguna cosa rara, ni darle la pelmada o molestarle. Es simplemente saludarle y mostrarle mis respetos.

Mientras tanto, aquí entrego la tercera parte (y última de momento) de mis subrayados en las páginas de su Blog. Cuánto deleite, dioses...


 

***


  
La melancolía de un tiempo en el que los Reyes del Arte eran coronados por un tribunal de expertos sólidamente formados (casi siempre profesores de prestigio capaces de un razonamiento complejo)…



[sobre el Quijote] …la edulcoración de una novela que en realidad es la denuncia más salvaje que se haya hecho sobre la locura de los poderosos y el gregarismo de los súbditos.



…¿cuál es la garantía del valor de una obra de arte? Desde el paleolítico y hasta la revolución francesa, su valor estaba garantizado por las divinidades a través de sus representantes naturales (o sea, de sangre) en esta tierra. La opinión pública no existía porque no había tal cosa como un público. De una parte estaban los intérpretes del mandato divino, nobles o clérigos, y a su vera los expertos que encargaban o realizaban piezas excepcionales para un escenario único, el palacio, la iglesia, el monasterio.



La conciencia de estar condenados impulsó definitivamente el delirio de sexo, juego, fiestas y espectáculos que hace del XVIII veneciano una farsa grotesca y admirable.



un acelerado desaparecer, un esfumarse, una silenciosa extinción del Arte y una explosión o metástasis de las artes.
Llegará un día… en que a nadie le importará lo más mínimo ese asunto llamado “Arte” y el silencio se encargará de destruir todos los contenidos de esa noción. Así ha sido, o por lo menos así está siendo.
…el arte serio y riguroso… el cual… descansa ya en un archivo cerrado al que sólo se acercan los estudiosos. Eso no impide que masas cada vez más numerosas y furiosas se amontonen en museos donde aquellos que de verdad se interesan por la pintura o la escultura procuran no poner los pies. El éxito del museo es la apoteosis de los cementerios.

…la trascendencia del Arte como discurso verdadero del destino humano, más allá de la religión y de la ciencia.



…la típica sociedad dominada por políticos mediocres al servicio de millonarios inmorales y de una incultura abismal.



Una obra maestra puede esperar durante años, pero te acabará encontrando.


…la extensión ilimitada que el término “cultura” ha ido adquiriendo… …la cultura es hoy el único contenido de nuestras vidas, como en otro tiempo lo fue la religión.

…es imposible… concebir un producto cultural como no sea ya bajo la forma de una mercancía.



La actual corrupción política y la aparición de una sociedad excluida del pensamiento...   ...lo insoportable que es pensar tras conocer lo que podemos llegar a matar...



la filosofía es lo más simple del mundo: es "el arte de hablar exclusivamente de asuntos que a todos conciernen".



la actual mensuración de las obras de arte en términos moralizantes y ya no artísticos. Lo que aquilata el valor de la obra es hoy la adscripción del autor a un conjunto de reclamos identificables con propuestas mediáticas masivas.



nuestra alma es un invento de artífice desconocido. El célebre demiurgo, el gran arquitecto, no es sino el océano de signos y palabras que nos da forma, o mejor, en el que nadamos sin saber que estamos sumergidos.



Cuando en 1968 se publicó mi primer libro, cayó dentro de aquel saco de poetas que un despistadísimo Castellet bautizaría como los "nueve novísimos", mero plagio de la edición italiana del mismo nombre y que no era sino la posmodernidad del tercer mundo. Algunas cosas prohibidas, como el cine de Hollywood (plataforma de la propaganda imperialista yanqui)  o el rock and roll (medio de alienación que financiaba la CIA para debilitar a las masas revolucionarias) entraron en la poesía española gracias a aquellos desaprensivos de los que yo formé parte casi inadvertidamente.



…hemos conquistado las peores cotas educativas y culturales de España.



Tener un poeta en tu vida es fuente de alegría. Si los gobiernos no tiraran el dinero podrían dedicar una partida a poner poetas en la vida de las gentes. Con muy poco dinero aumentaría mucho eso que ahora se llama "calidad de vida".




Siendo Dios un mero (o puro) sentimiento íntimo (como la patria, por cierto)…

    

La única vacuna es la lectura, actividad que no pueden garantizar nuestros maestros. Mientras los modelos de conducta se construyeron con urdimbre literaria, la estructura moral del personaje imitado estaba garantizada. La lectura da forma a la experiencia, pero le añade reflexión propia y autónoma. La imagen no. Por eso la lectura no es una actividad técnica superada, sino una de las fuentes del aprendizaje más reprimida por unas élites que desprecian la inteligencia.



Nuestra tradición manda que todo el mundo ha de ser forzosamente igual, o sea, igual a Mí. A eso le llamamos "identidad", un modo maquillado de mencionar el amor al uniforme.



… el dolor, el sufrimiento, la insensatez y la desesperación son nuestros peores enemigos. Y contra ellos sólo cabe alzar la dignidad de la poesía.



El vicio es un súcubo que se incrusta en el corazón y no deja vivir si no se le complace. No debería reprimirse el vicio, excepto aquellos que causan daños colaterales. Bastante penitencia tiene ya el vicioso como para que le caiga una propina.



Walter Benjamin escribió que… En la escritura… aparece el retrato de la parte ciega de nuestra alma.



La masa tiene una sola voz, viste de manera gregaria, carece de desacuerdos o identidades y encima no los necesita.



Sólo las almas nacen y mueren; sólo los humanos tenemos alma, es decir, conciencia. Esa conciencia es propiamente conciencia de la muerte y no atormenta sino a los efímeros mortales. No hay que engañarse, lo único que muere en el cosmos son las almas.



el esplendor sólo permanece vivo en el arte literario… …hay que escribir contra el presente, contra el fracaso del instante, en busca de un tiempo irremisiblemente perdido, si uno quiere mantener en este mundo el precioso tiempo pasado…



Venecia, lugar en donde no se dio la represión religiosa que atenazó al resto de Europa durante siglos, donde la tolerancia sexual era manifiesta, y en donde (como le sucedió al propio Casanova) casi nadie era hijo de su padre.



…la aborrecida viuda de…, uno de esos herederos que se apropian del Gran Maestro como si fuera su finca.



…los países islámicos protegen el analfabetismo como un bien divino porque lo que más temen es el modelo educativo occidental, fundamento de libertad entre hombres y mujeres.



A partir de los años sesenta los libros comenzaron su mutación. Fue en aquellos años cuando aparecieron las primeras colecciones de bolsillo masivas…
Los libros ya nunca más se producirán como en el siglo XX. …hijos de un arte que se iba a transformar en industria. …los dejas abiertos encima de la mesa por su exacta mitad y toman un aire de entrega, de deseo, de ronroneo, de llamada almizclera, difícilmente resistible.



Decía Zaratustra que pensar, pensar seriamente, no es algo que exija una gran inteligencia, pero sí un considerable coraje. Nadie vaya a creer que Kant o Wittgenstein nacieron con una inteligencia superior a la de sus coetáneos, pero eran más valientes, de eso no cabe duda. Casi toda la gente dotada de una gran inteligencia dedica su talento a forjar una buena vida, segura y confortable. Sólo unos pocos la emplean para enterarse de algo y compartir luego con sus semejantes lo que han podido saber…



(Lampedusa) "Lo que le haría falta a nuestra sociedad sería un Byron, es decir, un poeta que no fuera esclavo del público ni de los editores".



nuestras bibliotecas personales, conjuntos de diez, doce o quince mil volúmenes, son ya las últimas que podrá poseer un particular. En el futuro será cosa de locos o de millonarios reunir en casa más de mil libros.



…en los últimos años... la patética necesidad (y necedad) de que todo, desde la gastronomía hasta los usos sexuales, tenga que ser de derechas o de izquierdas, incluida la Verdad.


…la súbita y totalitaria estetización de absolutamente todo, típica de nuestra sociedad…


… allí donde hay "obra de arte" hay experiencia del sentido del mundo y del significado humano


lo que nosotros llamamos "literatura", cuya desaparición es necesaria a medida que se impone la literatura-basura.



Conceptuales, land-art, body-art, performance, happening, video-art, minimal... Una multitud de escuelas que aún llamamos "artísticas" exponen entre 1960 y 2000 el momento final del arte, momento del que aún no hemos emergido. (…)Podría decirse (…) que el arte se disuelve en el magma democrático.



…casi medio siglo de estética negativa nos instiga a creer que la etapa terminal del arte es definitiva y ya no habrá nuevas crisis sino la institucionalización de la última, lo que indicaría, en efecto, su desaparición como concepto. Da que pensar que sea la financiación estatal e institucional la que mantiene con vida el grueso de la producción post-artística…



El arte como reflexión crítica pura de esa actividad llamada "arte" es, necesariamente, un acontecimiento democrático, para lo cual ha tenido que pasar del gabinete individual al espectáculo de masas. Que sea incomprensible no tiene importancia. También en los tiempos en que ese papel lo jugaba la religión acudían las masas a las iglesias sin necesidad de comprender el misterio de la Trinidad.



…el futuro es… una figura del arte. El futuro como tiempo verbal sólo puede entenderse metafóricamente. (…) No hay nada más allá de lo que ahora es, excepto nuestras narraciones.



Los grandes campos de aparcamiento de futuros parados que llamamos "universidades" no tiene la menor relación con aquel lugar en donde se aprendía a ser humano y que inventaron los góticos.



…la opacidad de la poesía moderna…




…el mayor mal de la universidad en España… Podría resumirse llamándolo "el ancestral desprecio de la inteligencia" 


…Éste debe de ser el último lugar de Europa en donde las mayores responsabilidades recaen sobre gente sin estudios medios o superiores.


Durante unos cuantos años las familias pobres creyeron en la universidad como sistema de ascenso social. Duró poco. En nuestros días, para ser un buen español es un inconveniente haber acudido a la universidad en lugar de hacerlo a un estudio de televisión.



…los cambios que tuvieron lugar a mediados del siglo pasado, oscuras mutaciones que causaron lo que a mi modo de ver no puede llamarse cambio de época sino de era. Nada sabemos de "nuestra" era, excepto que es el inicio de la expansión global del dominio técnico y que ese dominio no es, en absoluto, un proyecto humano ni está bajo nuestro control.
Así pues, todavía en 1960 el mundo se veía como una extensión inacabada, una inmensa reserva de riquezas ocultas que aún podían descubrirse para aumentar nuestro saber, nuestro placer y nuestros recursos. Y de pronto, en muy pocos años, el discurso se transformó en su contrario y apareció el terror del avaro ante la pérdida de su fortuna. El mundo pasó a ser un lugar limitado y sus riquezas ya no crecían sino que menguaban. Comenzó entonces el conservacionismo a ultranza de cualquier elemento del que temiéramos su desaparición. No sólo ballenas y tortugas sino también lenguas, costumbres atávicas, edificios, fiestas arcaicas, cataluñas, escocias y flandes. Todo debe ser protegido, todo corre peligro de extinción.

 Félix de Azúa, o la reflexión hecha obra de arte

Publicar un comentario

  © Blogger template Shush by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP