el boomerang de Azúa (II)


     
     
     Dioses, qué descubrimiento ha sido para este indomable el magnífico blog del escritor catalán Félix de Azúa. Madre mía, lo que se puede sacar de ahí. La biblia en verso. Una auténtica mina de Oro. Las cosas que escribe este hombre no son para leerlas, son para estudiarlas. Para tenerlas bien claritas en la cabeza antes de salir cada día a la calle a batallar. Deberían ser asignatura obligatoria en los colegios. Ya te digo.

      Poeta e intelectual liberal, comprometido con la defensa de las libertades individuales, sus artículos de opinión en periódicos de tirada nacional o regional son una bomba de relojería. No he visto yo en mi vida una mente más aguda, más sagaz, más limpia... Y más valiente, claro. 

     Absolutamente nada que ver con los articulistas de los periódicos de mi región, que leo cada mañana mientras tomo café en Koppo y espero a que abran Correos, y que me dan risa. Pobrecillos. Sumisos y plegados a la ideología de quien les paga las cuatro ochenas que cobren.

     Otra vez reproduzco aquí, en este botín del mundo particular mío, algunas frases, fragmentos, joyas de la Corona, lamentos de Azúa que embriagan el alma de este pobre poeta enamorado que a estas horas intempestivas os escribe. A ver, a ver...

    
     
***



…si se produce la conciliación de filosofía y periodismo, ello supondrá la desaparición del periodismo.



…la presencia de miles de grabaciones había provocado una severa reacción defensiva en los artistas, los cuales estaban cada vez más pegados a la letra de la partitura y huían con pavor de la libertad interpretativa.



…en países con escasa nervadura cultural, como España…



…los independentistas… disfrazan una ideología de extrema derecha con retórica izquierdoide.



No se esfuerza por ser educado y caer simpático, sólo quiere expresar del modo más directo y salvaje sus emociones como lector compulsivo, sin separar el momento de la adoración y el momento del odio.



Lo que me gusta de Dantzig es esa música pasional y desolada del que ama sin esperanza.



Entre los españoles hay una obsesión por calificar. (…) …en una sociedad como la nuestra en la que lo único que tiene sentido es sobrevivir, pero lo hemos heredado de nuestra historia. (…) …la sociedad española ha sido siempre una sociedad de castas, clientelas, tribus y secuacidades viscerales. Al que no es de tu cuerda, hachazo.
 
Los calificativos suelen esconder mala conciencia. El hombre de convicciones débiles se escuda en ellos. (…) Los calificativos… son boomerangs que de paso califican a quien los emplea.



…la TV y sus subproductos han hundido el nivel intelectual de Occidente de un modo irreversible. (…) …habrá que ir pensando en programas de ayuda para afectados gravemente por la TV.



Esa infancia de la que sólo quedan recuerdos casi siempre falsos, porque la memoria vive de relatos y uno aprende a relatar justamente al abandonar la infancia.



Hay un fondo de intolerancia, de profunda cerrazón hispana, de falangismo, en los independentistas.



…eso es lo que somos a partir de los siete años de edad, una nebulosa de recuerdos. (…) …la identidad no la define uno mismo sino los otros. Uno no es lo que dice ser, sino lo que los otros le reconocen. De este modo crecen unas identidades a costa de las otras.



…desaconsejar muy seriamente cualquier visita de los museos parisinos. En realidad, de cualquier museo nacional masificado, a menos de que sea para estudiar una sola pieza, un solo autor.



…la política ya es tan sólo estética.



Galaxia Gutenberg está publicando los más colosales libros.



El mayor encanto de las campañas electorales es que mientras duran no es necesario decir lo que pensamos de nuestros representantes: ya se lo dicen ellos solos.



…los comunistas, una ideología que fundó su poder en mentir constantemente a los más débiles.



…toda gran obra ha de ser necesariamente incompleta, fragmentaria, inacabada. La ambición intelectual y artística ha de ser tan descomunal como para hacer imposible el acabamiento.



…no hay nada más doloroso que la consideración de que, una vez muertos, todo va a seguir tan estupendo como hasta ahora. Que nos expulsen de la fiesta es tan desagradable que uno no puede por menos que desear el fin del mundo.



Hay que estar en Babia para creer que las artes pueden escapar a la política: nada hay fuera de la política. La vida contemporánea es toda ella un acto político, no porque así lo deseemos los ciudadanos sino porque la política es el mayor espectáculo contemporáneo y vivimos inmersos en ese espectáculo lo queramos o no. Nosotros somos las comparsas y el público. Todo al mismo tiempo. Y encima, pagamos el espectáculo.



La convicción es la razón primera de un buen trabajo artístico… Si puedes abandonar algo que estás escribiendo, no lo dudes, abandónalo. Si no lo haces, será él quien te abandone.



El móvil/cámara… es una de las máquinas más poderosas que ha inventado la democracia para dominar y controlar a las masas. Es casi imposible escapar a su hechizo.



Mañana… se cumplirá un año desde que comencé este blog. Mi propósito era… comprobar que podía escribir todos los días Un desafío… (…) De mero desafío pronto pasó a obsesión



En cierta ocasión un sabio dijo que si realmente nos hubiese creado un Dios bondadoso habría planeado la vida del humano totalmente del revés. Habríamos nacido muy viejos y deteriorados. Poco a poco, año tras año, habríamos ido rejuveneciendo hasta llegar a la infancia. Y nuestra muerte no sería sino un plácido regreso al mar eterno de las grandes madres donde dormiríamos mecidos en el líquido amniótico durante toda la eternidad. De haber sido así, en lugar de hacerlo en hospitales y manicomios nos despediríamos de este mundo tumbados en una cunita con sonajeros de colores y esa sonrisa de las criaturas, tan inquietante, tan inesperada, tan imprevisible.



No creo que exista nadie en el mundo que esté libre de presiones externas o internas.



aquellos escritores que más trabajaron al servicio de los partidos políticos son los que peor envejecen.



la universidad es un inmenso aparcamiento de parados…



…el nacionalismo es una ideología reaccionaria y nadie de izquierdas puede ser nacionalista…



Eso es lo que suelen ser los poemas verdaderos, el testimonio de una experiencia que la mayoría de los humanos nunca tendremos. …Hölderlin, decía que los poetas son pararrayos.



…todos sabemos que no hay ya verdad ni mentira. Todos sabemos que, como anunció Nietzsche, la verdad y la mentira hay que tomarlas en un sentido extramoral, es decir, libre de toda justicia, lógica, sentido común y honradez. La verdad es el puro resultado de las fuerzas en juego. Es pura opinión pública.



…no podemos impedir tenerle miedo a lo políticamente incorrecto, porque fuera del claustro protegido por la opinión pública es muy fácil ser destruidos con el aplauso de la mayoría.



…la guerra es tan sólo la política llevada a su verdad radical…



…mirar por el ojo de la cerradura a las parejas y fundirse en una masa aullante. Esa es nuestra identidad cultural.



En la actualidad… las diferencias ideológicas han desaparecido y por lo tanto la división entre izquierdas y derechas no tiene sentido: “Los valores han reemplazado a las ideas, pero la izquierda aún no se ha percatado”.
el fracaso de las ideologías y la cada vez más fuerte necesidad de pragmatismo.



La bunkerización ideológica… expulsa del grupo a cuantos tengan la pretensión de pensar por sí mismos.



La ideología del ultranacionalismo violento es la de un partido neonazi, aunque se disfrace de izquierda. También decían ser de izquierda Mussolini y la Falange.



A la gente hay que conocerla en la adversidad. Todos los humanos felices son iguales, pero cada infortunado tiene una historia irrepetible.



De nuevo zambullido en un país que se supone es el mío, recuento cosas que voy a echar de menos. La biblioteca municipal del barrio: hay una en cada quartier con todo lo que un ser humano puede desear. El silencio urbano: ni siquiera en parques repletos de niños se oyen gritos. Muros sin arte callejero o guay. El respeto mutuo, invento supremo de la República: el vecino se excusa al cruzarse contigo por la escalera. El pan: en un radio de 200 metros hay ocho panaderías, y cada una ofrece hasta veinte ingenios. Tanto en la prensa como en la tele muchos periodistas se toman en serio su trabajo y si deben incomodar a un ministro, lo hacen también en la cadena del ministro. La presencia de la literatura en la vida cotidiana, en la política, en las preguntas de los concursos. Los camareros con mandilón. Una arquitectura que no despelleja al paseante. Tampoco la circulación de autos y motos le agrede de muerte. Los benditos castaños. El río y sus puentes. Las librerías abiertas en domingo. Los informativos que no dan deportes. La ausencia de pornochismorreo. La igualdad robusta. Las piedras que han sorportado diez revoluciones y cien guerras.



Muchos niños ya no vuelven a leer… en su vida, su intelecto permanece anclado…



…algunos aspectos de la educación… …España se mantiene desde hace años en el peor lugar de la clasificación europea… los responsables de esta catástrofe no son ni los maestros ni los alumnos, sino la política educativa.

Los universitarios españoles no pasarían los exámenes de cualquier país europeo, excepto Grecia. …carecen de esa red de conocimientos que permite formarse una idea del mundo en el que vivimos. …una ignorancia abismal de toda historia que no sea la ideológicamente local…, el vacío cultural que impide situarse en un contexto mundial, la pavorosa inepcia en lectura, escritura y razonamiento o el desamparo ante la responsabilidad y el esfuerzo. Todo les empuja a actuar como una masa gregaria y sumisa.

Que lleguen a la universidad en tan pésima disposición es, como todo el mundo admite, consecuencia de una educación primaria y secundaria de bajísimo nivel. Para disimular el fracaso, los políticos, con un desprecio total hacia los alumnos, van rebajando las condiciones de aprendizaje. La última: poder pasar curso con cuatro suspensos. En lugar de agudizar el deseo de saber, lo trituran para que el gobierno obtenga cifras aceptables. No importa la educación sino la publicidad educativa.

Los efectos secundarios de la mala educación son inevitables: banalización de la vida cotidiana, masivos botellones, raves o simulacros de experiencia comunitaria, y una separación tan abismal entre jóvenes y adultos que convierte esa etapa de la vida en un gheto autista. …es como si vivieran aparcados en un campamento.


Entreverados fragmentos entresacados 
del Blog de Félix de Azúa  
(2005-2010)

Félix de Azúa, el poeta que dejó de escribir poesía 

Publicar un comentario

  © Blogger template Shush by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP