Un Poeta escribe para sí mismo

[Hay un libro magnífico, un libro que yo disfruté hace tiempo, pero al que suelo volver muy a menudo para coger cosas, para "plagiar" ideas, sí, -cuando no, frases literales- no me importa decirlo (como bien dice Álvarez, "las cosas están ahí para cogerlas"). 

Es un libro del que yo he "tirado" mucho, para luego desenvolverme bien por ahí en el combate poético. 

Me lo recomendó ya hace unos años, otro de mis queridos maestros, don Julio Martínez Mesanza, grandísimo poeta y mejor persona, cuando pasaba unos días de vacaciones por Madrid, mientras nos tomábamos unas cervezas cerca de Cibeles. Se trata de CONVERSACIONES CON POETAS ESPAÑOLES CONTEMPORÁNEOS, de Ana Eire, y es un libro que yo os recomiendo que lo busquéis por ahí y lo devoréis, porque no tiene fondo, no tiene desperdicio, os lo aseguro. Os veréis ahí, muchas veces, plenamente indentificados, reflejados también, reconocidos en algunas o muchas de vuestras opiniones y pensamientos sobre la vida de poeta.

Recojo aquí unas cosillas, para ir haciendo boca...]


...la poesía (...) es un ejercicio de inteligencia que tiene que elegir con cuidado cada palabra, cada sentimiento y cada matiz (...). 


En la España del presente, muy consumista, se ha identificado la idea del triunfo y del éxito con el negocio inmediato y, algo más grave, se ha identificado la verdad con el éxito que da el negocio inmediato. Uno puede tener éxito sabiendo cuáles son las contradicciones de la realidad y laméntandose que no tengan éxito otros valores, pero aquí se ha llegado al extremo de creer que lo único verdadero es aquello que puede tener éxito en los circuitos del consumo. Eso es muy peligroso, porque estamos asistiendo a un proceso que afecta sobre todo a los asuntos intelectuales y literarios: la liquidación de las conciencias individuales
Hay medios de persuasión que están homologando las conciencias individuales, que están haciendo que los individuos se sientan seguros sólo cuando se integran en modas y en pensamientos llamados a tener éxito y a estar aprobados por la sociedad. Eso desemboca en la liquidación de las conciencias individuales. Muy poca gente pretende todavía seguir mirando con sus propios ojos, seguir apartándose del borreguismo social y asumir la soledad de su conciencia. Ese es el gran peligro de la sociedad contemporánea.


Luis García Montero

***

La verdad es que no sé muy bien qué significa eso de poesía de la experiencia. Es un marbete tomado sobre todo de los críticos anglosajones, de Langbaum y de su libro The Poetry of Experience, y yo no me siento muy cómodo con ese marbete, porque toda poesía es poesía de la experiencia. ¿Qué se puede hacer al margen de someterse a los dictados de la experiencia? (...)
...la recuperación de valores y de expresiones que se asientan en la tradición clásica. Por ahí nos movemos todos. Fundiéndolo, naturalmente, con todas las experiencias de este siglo que ahora termina (...) y con la cultura y la tradición de este siglo, porque (...) hay que tener en cuenta también la tradición más reciente.


...somos muchos los personajes que encarnamos a cada ser humano.


...una ficcionalización de su propio yo (...), es lo que hago yo en mis poemas.


Nuestra única posibilidad de escapar de la muerte es (...) la expresión artística.


Existen signos de vulgaridad alarmantes, como la dictadura de la televisión, el veraneo obligatorio o el consumo de drogas los fines de semana, pero al poeta no le agobian porque tiene la suerte de mirar el mundo de otra manera.


Luis Alberto de Cuenca

***


No es tanto que tú decidas ser escritor o dedicarte a la literatura, sino que hay algo previo y sin quererlo tú te encuentras en medio de algo que te ha elegido a ti...


Una vez que ya lo eres, lo que sí tienes la obligación es de procurar leer lo mejor, procurar aprovechar lo más posible esa vocación e intentar dar los mejores frutos. Que el cultivo de ti mismo te lleve a buscar las mejores semillas, los mejores cuidados, los mejores mimos para que eso fructifique de la mejor manera.


...trabajo de recuperación literaria (...), visitábamos mucho las librerías de viejo. Éramos escritores que se nutrían fundamentalmente de las librerías de viejo y que trataban de revisar todo aquello que nos habían contado.


Lo que uno necesita a veces es un poco de valentía para decir cosas que intuye de una manera confusa y que no se atreve a decir por la presión o las influencias del medio, porque piensas que te vas a quedar demasiado solo si dices según qué cosas...


...las decisiones de madurez son siempre decisiones solitarias, es cuando tú decides de verdad cuáles son los poetas que te interesan. (...) 
cuando tú ya has decidido cuáles son los poetas que te interesan, cuál es el modo de ver que te interesa, cuál es la vida que quieres llevar, te da igual la vida que lleven otros o los poetas que les gusten a otros.


...un escritor piensa que rebrotará su obra, o que su obra con el tiempo se va a entender como una eterna primavera.


...luego vas reconociendo a tus poetas, no necesariamente vivos, no necesariamente contemporáneos (...), acabas escribiendo un poco para esa media docena de poetas que eliges como interlocutores. Unos han muerto ya y otros no han muerto. (...) Te buscas tus propios interlocutores. Es un camino que has de recorrer solo y que terminas recorriendo solo.(...)  
Hay muchos poetas que se mienten a sí mismos. La historia está llena de poetas que crees que están hablando para ellos mismos y, al contrario, están escribiendo para la galería. (...) 
...un poeta escribe para sí mismo y con la voz cada vez más baja, cada vez más en sordina.


Andrés Trapiello


CONVERSACIONES CON POETAS ESPAÑOLES CONTEMPORÁNEOS 
Ana Eire 
Renacimiento, Sevilla 2005

Publicar un comentario

  © Blogger template Shush by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP