Algo de mí...I


Alfredo Rodríguez, Jardines de Luxemburgo, París 2005

(...) tu libro, La vida equivocada. He encontrado en él mucha verdad de vida y mucha pasión poética, conciliadas en los poemas...
De una carta del poeta Luis Muñoz
Madrid, 21 de Noviembre de 2008


***

Cáceres, 23 de Noviembre de 2008 / Santos Domínguez Ramos

Desde la lengua universal de la poesía y la patria común de la memoria a las que alude José María Álvarez en su prólogo, Alfredo Rodríguez (Pamplona, 1969) hace en La vida equivocada (Editorial Devenir. Madrid, 2008) un canto afirmativo de la vida y la escritura.

Este libro, el segundo de su autor, es una celebración de la poesía y un homenaje agradecido al magisterio de sus poetas preferidos, de Shakespeare a Colinas, de Dante a Baudelaire. Pero es también una inmersión en el misterio de la creación poética, una reivindicación de la poesía como antídoto del tiempo, una forma de plantarle cara al vacío con una vida a la vez más honda y más alta, una vida ennoblecida en la alta alegría de los pronombres del amor y en la aventura hacia lo hondo que es la verdadera creación poética.

La salvación por la poesía, una forma de vida, de conocimiento y de mirar el mundo.

EN UN BOSQUE EXTRANJERO
blog del poeta Santos Domínguez Ramos

 ***



Creo que con esa "Alba Longa" has construido una gran metáfora, la de un territorio vital reconquistado, pero que es también, para tantos, un bello territorio literario. A mí me has trasladado a un mundo mítico, que es el de mis lecturas virgilianas.

Tu poesía sigue pareciéndome seductora, está impregnada de ese aroma que sólo tienen los clásicos grecolatinos, el ritmo de tus versos tiene algo de esa antigua nobleza de las traducciones homéricas, y observo en tu lenguaje (por la utilización de ciertos arcaísmos y tal vez por una cierta disposición sintáctica) una serena elegancia. Todo ese mundo y esa atmósfera que recreas me resulta próxima, familiar y subyugante.

Veo en esa legendaria Alba Longa algo de patria de mis propios sueños, y a ella, no te quepa duda, yo también regresaré de vez en cuando con tus versos.

De una carta del poeta Pedro A. González Moreno
Madrid, 20 de Diciembre de 2008



***


(...) de tu Regreso a Alba Longa. Qué rico el libro en poesía de raíces antiguas, en timbres épicos y mágicos, en imágenes lumínicas y en emociones frescas.

De una carta del poeta Luis Muñoz
Madrid, 19 de Enero de 2009


***


 

REGRESO A ALBA LONGA

Cáceres, 24 de Enero de 2009 / Santos Domínguez Ramos

Alfredo Rodríguez / Regreso a Alba Longa /  Vitruvio. Madrid, 2008.


"Alba Longa, de la que quedan más vestigios literarios que materiales. Alba Longa, la larga ciudad en el blanco apagado, la fundada por Ascanio, el refugio de la sangre de Troya, la que resuena en los versos de Virgilio. Y esta otra Alba Longa que construye Alfredo Rodríguez, arrancándosela a las sombras y haciendo de ella un símbolo. Esta otra que, para hacerse a sí misma, necesita del no ser de lo que fue, del ya no ser de la real, de la literaria, de la histórica Alba Longa, como se necesita un faro, una guía, un último refugio."

Con esas palabras comienza el prólogo que Julio Martínez Mesanza ha escrito para presentar Regreso a Alba Longa, el tercer volumen de poesía de Alfredo Rodríguez (Pamplona, 1969), que publica Ediciones Vitruvio en su colección Baños del Carmen.

No es producto del azar que el autor se haya encomendado a la tutela de un poeta épico como Martínez Mesanza para presentar este libro, tan emparentado en tema y en técnica con la poesía épica. La invención de un sujeto lírico, la voz que unifica las tres partes de este libro, su articulación temporal a lo largo de un proceso graduado, la referencia a un espacio mediterráneo y mítico son características que no sólo ordenan su material poético, sino que además lo enmarcan en esa corriente literaria y remiten al correlato objetivo de Eliot que en el fondo es el mismo poeta desdoblado en ese sujeto lírico.

El protagonista de estos poemas es un hombre que desde los días nefastos realiza un recorrido –más moral que geográfico, más interior que exterior- en busca de sí mismo. La emoción de la mirada, el sentido transcendente de la búsqueda, el entronque clásico de sus imágenes, las referencias históricas y culturales, el ámbito de mito y sueño en que se sitúan sus textos conectan Regreso a Alba Longa con una antigua tradición mediterránea en la que se integra el poeta.

Es una travesía iniciática, un rito de tránsito que baja a los infiernos con Orfeo y llega a los umbrales del conocimiento y la revelación. Porque Alba Longa alude también por su significado a un largo amanecer al conocimiento, a la poesía y a la belleza, el relato de un viaje hacia lo que con torpeza aproximativa llamamos esperanza.

Como en Ulises, como en Eneas, como en Cavafis, el regreso a las Ítacas personales está jalonado de experiencias que completan un particular camino de perfección hacia una ciudad blanca y larga, lejana como un sueño. No hay aquí vuelta a la patria, sino a algo más consistente e inmutable: al lugar del mito.

Y por eso Alba Longa es menos un espacio que un estado de ánimo, en el que arde el fuego de los atardeceres con la llama de la palabra poética, la noche clara en el sexto día de la luna antes de un amanecer en el que:

"ver ondear tus pendones
a las puertas de Alba Longa."

Revista ENCUENTROS DE LECTURAS

Santos Domínguez




***


 EL VERSO HUMANO de Alfredo Rodríguez


Jerez de la Frontera, Cádiz
DEL 29 de Enero AL 4 de Febrero de 2009 / Jorge de Arco

"Todos los versos que nos han legado, que nos han dejado escritos los grandes maestros del pasado: leerlos y releerlos, alimentarse de ellos hasta que se conviertan en carne de tu carne, en sangre de tu sangre. Hasta conseguir ennoblecernos". Con tan sabia rotundidad se expresaba Alfredo Rodríguez (Pamplona, 1969), semanas atrás, en una entrevista concedida con motivo de la aparición de su poemario "La vida equivocada" (Devenir. Madrid, 2008). Este navarro, de lírica impetuosa y corazón sincero, lleva en su decir la bondad de su humana condición. Quien esto escribe, ha tenido ocasión de compartir con él inquietudes, ilusiones, proyectos…, que dan noticia de un escritor comprometido con su oficio y con la esforzada empresa de hacer que la poesía alcance el reconocimiento que merece. Y a golpe de verso lo consigue. Porque Alfredo Rodríguez une a su espíritu creativo un cordial entusiasmo que contagia y "ennoblece" -como el mismo reconoce- esta digna tarea.

Con su segundo poemario, "La vida equivocada", continúa indagando -como ya ocurriera en el primero, "Salvar la vida con Álvarez" (2005)-, en la búsqueda de la palabra exacta, del verbo que purifique la estética de la experiencia vital. En el ir y venir de las múltiples contradicciones que asolan al ser humano, el poeta pamplonés hace estallar la claridad a través de una riqueza lírica salpicada de un comedido culturalismo y un verso luminoso: "Sobre los inicios del mundo/ perder la fe, y substituirla/ por la verdad de la poesía/ hecha en marfil de unicornio". 

Quien se adentra por estas páginas, se hace inmediato compañero de lo que el poeta ambiciona, rememora y va perfilando con tono preciso. Un universo íntimo de memoria y lealtad, que si en algún caso puede parecer inhóspito, Alfredo Rodríguez sabe modelarlo con oportunismo poético y transformarlo en un espacio entrañable para el lector: "Liviana ventura es esta noche vaporosa,/ antes de que fuere a entibiarse/ regocijo y alivio para los sentidos./ Tiempo de solaz,/ donde en único modo se ilumina/ esta vida lúgubre". 

Con "Regreso a Alba Longa" (Ediciones Vitruvio. Madrid, 2008), su tercera entrega, obtuvo el escritor navarro el XII Concurso de Poesía "Voces de Chamané". Fundada por Ascanio hacia mediados del siglo XII a. C, esa ciudad latina es el marco del que se sirve el autor pamplonés para construir un sentido poemario en el que demuestra que "por la poesía merece la pena el combate y merecen la pena las grandes apuestas", como bien apunta en su prefacio Julio Martínez Mesanza. 

En esta ocasión, se adivinan tonalidades neorrománticas más acusadas y un verso de corte más hondo, conmovedor. A ello, se une un afán de búsqueda para conseguir identificar la patria amatoria del ayer y del hoy: "Vuelve de Alba Longa victorioso/ o muerto, que tu vida sea/ río del olvido/ palimpsesto en que se pueda/ borrar lo escrito/ para volver a escribir la esencia/ de la desmesura". La agonía que provoca el tiempo fugitivo, el dolor lacerante "en esta almoneda que es la vida", el balance de lo ya consumado, la incertidumbre de cuanto aún queda por evocar, van dictando el atractivo interior de este volumen, en el que Alfredo Rodríguez ha sabido volcar, una vez más, su verso cálido y sugeridor: "vivir añoro a la manera dulce/ y cómoda, hacer versos/ y enamorarme".


PUBLICACIONES DEL SUR 
Cultura
NOTAS DE UN LECTOR
Jorge de Arco




***


Murcia, 28 de Febrero de 2009 / GONZALO GÓMEZ MONTORO
'La vida equivocada' / Alfredo Rodríguez /  ed. Devenir
Quizá sea elegancia la palabra que mejor define a los poemas de este volumen, en el cual se reúnen los versos escritos por el pamplonés Alfredo Rodríguez entre los años 2005 y 2006. La vida equivocada es un largo canto al momento mágico de la creación poética, además de una celebración de la vida enriquecida por la cultura y un homenaje a los escritores favoritos del autor. Poemas como El esforzado y azaroso regreso del poeta o La luz natural de la mente demuestran que estamos ante una voz madura, en condiciones de situarse a la cabeza de la nueva lírica española.
ABABOL, Semanario de Literatura, Artes y Ciencias
Diario La Verdad, Murcia


*** 

 

EL DIÁLOGO CON LOS CLÁSICOS de Alfredo Rodríguez

Madrid, 3 de Abril de 2009 / LEO ZELADA


Verme citado en un libro junto a Sócrates y Mutanabbi es algo inusual. Sin embargo me sorprendió gratamente. Porque se cita integro mi poema Yue Fu para el Inmortal Desterrado. El cual forma parte de mi poemario La Senda del Dragón. Libro al que tengo un cariño especial.
Todo esto podría sonar a un mero ejercicio de vanidad. Si no fuera porque el libro en mención es un buen poemario. Se titula La Vida Equivocada y el autor se llama Alfredo Rodríguez. Al cual no tengo el gusto de conocer. Alfredo ha sido Finalista del Premio Adonáis de Poesía y ha obtenido el XIII Premio de Poesía “Voces del Chamamé”. Ha publicado también los poemarios Salvar la vida con Álvarez y Regreso a Alba Longa.
La Vida Equivocada es un poemario donde noto un buen manejo del lenguaje poético. Hay imágenes logradas y un cuidado artesanal con la palabra. Se ve un poeta que conoce la tradición poética y que dialoga en sus versos con los clásicos. Creando un espacio donde armónicamente se entrelaza lo lírico y el lenguaje coloquial. La tradición y la poesía moderna. Para muestra de lo dicho el poema La Mar Gruesa del Pasado. Los invito a su lectura.                                                                                                                                     
 
DIARIO DE UN DRAGÓN 
Bitácora del escritor Leo Zelada,  
seudónimo de Braulio Rubén Tupaj Amaru Grajeda

***
 


Murcia, 13 de Junio de 2009 / GONZALO GÓMEZ MONTORO 

'Regreso a Alba Longa' / Alfredo Rodríguez / ed. Vitrubio
De la mano del pamplonés Alfredo Rodríguez nos llega este libro premiado en el XIII Concurso de poesía Voces de Chamamé, concedido en 2007 por el Ayuntamiento de Pravia, en Asturias. Los poemas, de ambientación clásica y carácter culturalista, se sitúan en la línea de autores como José María Álvarez o Luis Antonio de Villena, y conforman logradas reflexiones sobre el tiempo y el amor, principales temas del poemario. Rodríguez eleva Alba Longa a la categoría de patria espiritual. Pese a su brevedad, el prólogo está a la altura de composiciones tan bellas como El óctuple sendero o Tu devis esser mia.
ABABOL, Semanario de Literatura, Artes y Ciencias
Diario La Verdad, Murcia

***





Logroño, Otoño - Invierno de 2009 / Jesús Murillo






Con prólogo de José María Álvarez, esta antología recoge los poemas de Alfredo Rodríguez (Pamplona, 1969) entre 2005 y 2006. Licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra, ha colaborado en diversas revistas literarias, tanto de Espana como de América, y algunos de sus poemas han sido incluidos en otras publicaciones y antologías de poesía. Hasta la fecha ha publicado: Salvar la vida con Álvarez (finalista del premio Adonais 2005), y en el ano 2007 obtuvo el XIII Premio de Poesía “Voces del Chamamé”, que se concede anualmente en Asturias, por su libro Regreso a Alba Longa.
La vida equivocada trata de eso, de la vida; de la vida de un poeta que se encuentra en plena ebullición artística. En ella se aprecian claramente los rasgos y los autores inspiradores del poeta y de sus composiciones. En los poemas, agrupados en tres bloques (“Capricho extravagante”, “Ad limitum”, “La dulzura de vivir”), el autor mantiene un diálogo permanente con el lector salpicado por aforismos y citas intermitentes que completan su poética. En palabras del autor: “Hierve en la sangre y escribe, /como un superviviente,/ la muerte infame del mundo,/la vida equivocada”.




FÁBULA, revista literaria / Número 27
Jesús Murillo





 Alfredo Rodríguez, Casa del Libro (sección de Poesía), Madrid, Marzo de 2008

Publicar un comentario

  © Blogger template Shush by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP